Pierde ayuntamiento 250 mdp

0
257

La falta de gestión y seguimiento en junio del año pasado originaron la no ejecución de 42 obras de beneficio social.

César Rguez.

La Voz de Durango

Dentro de los argumentos más significativos que dieron como resultado la desaprobación de la Cuenta Pública del ayuntamiento del 2016, fue la pérdida de 250 millones de pesos por falta de gestión en los últimos tres meses de la anterior administración. La síndico municipal, Luz María Garibay lamentó que la autoridad municipal anterior haya mostrado falta de interés por bajar recursos del Ramo 23, que servirían para la realización de obras.

En el análisis completo de la cuenta anual, la funcionaria municipal señaló que de entrada se pudo observar una disparidad de lo presupuestado en la Ley de ingresos del año pasado equivalente a dos mil 139 millones de pesos, y al final del año solo se ejercieron mil 931 millones de pesos, con un déficit de 207 millones de pesos.  Este resultado negativo se obtiene de la falta de voluntad para realizar gestiones que le hubieran traído mayores beneficios a la capital.

Al referir que este estado de cuenta se entrega a los miembros de la comisión por lo menos con 24 horas de anticipación para su revisión, dijo que tan solo por el hecho de haber perdido 250 millones de pesos que podían haberse radicado, dándole el respectivo seguimiento, es que la cuenta pública se desaprueba con cuatro votos a favor de los regidores del Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD) y dos abstenciones del regidor del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido Nueva Alianza (PNA), Alejandro Gutiérrez y Bernardo Bonilla, respectivamente.

Fueron 42 obras de beneficio social las que se dejaron de ejecutar durante el año pasado debido a que no se realizaron las gestiones correspondientes ante la federación, aunado a que llama la atención que esta falta de seguimiento se dio en junio, julio y agosto.

Sumado a esta desatención, otra de las irregularidades que se observan durante el ejercicio anterior, fue la contratación de mucho personal de forma temporal que para mayo ingresaron a la nómina del municipio, trabajadores a los que no se les renovó su contrato porque carecían de una función específica.

La falta de entrega de uniformes al personal sindicalizado del ayuntamiento que está convenida dos veces al año, en abril y octubre, tampoco fue acatada, ya que la anterior no hizo la primera entrega, heredando este compromiso a la actual administración que cumplió a cabalidad con el contrato colectivo.

Otras de las faltas que saltan a la vista es la autorización de préstamos a trabajadores de hasta 80 mil pesos, lo que prohíbe la ley, puesto que el contrato solo precisa el préstamo de tres quincenas para que el trabajador pueda cumplir con el pago correspondiente del 30 por ciento de su sueldo.

“Cuando se analizó la última cuenta bimestral de la anterior administración (julio-agosto), se pudo constatar un desahorro de 197 millones de pesos, es decir que el pasivo era muy alto comparado con el activo, sin embargo, con la política de austeridad del gobierno del cambio, se pudo hacer un ahorro de 133 millones de pesos que se utilizaron para cumplir con los compromisos de diciembre; el resultado del primer bimestre del año, da un resultado de 93 millones de pesos de ahorro.

La desaprobación de la cuenta anual, también repercute en los últimos dos bimestres del mandato del alcalde, José Ramón Enríquez Herrera, no obstante no se puede avalar la mala utilización de los recursos públicos que hicieron las anteriores autoridades, dijo la síndico, quien precisó que será turnada para su evaluación por el pleno del cabildo el próximo jueves, y posteriormente se turnará al Congreso del Estado, donde los diputados la analizarán y darán su propio dictamen.

(Visited 1 times, 1 visits today)

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

*