Se rechaza Cuenta Pública 2016

0
164

 

La Cuenta Pública del ayuntamiento del 2016 ayer fue desaprobada por el pleno del cabildo. Con 11 votos a favor del dictamen de desaprobación por parte de los regidores del Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD), además del alcalde y la síndico municipal, seis en contra de los regidores priistas y dos abstenciones por parte del regidor del Partido Nueva Alianza (PNA) y de la regidora del Partido del Trabajo (PT), la cuenta fue rechazada por considerarse que hubo malos manejos en los cuatro primeros bimestres; ahora será el Congreso Local quien elaborará un dictamen.

La fracción del Partido revolucionario Institucional (PRI), criticó la postura de sus homólogos y señaló que al desaprobar el ejercicio anual completo, se reprueba a los dos gobiernos, el anterior y el actual, ya que la cuenta no hace referencia a un solo periodo de tiempo, sino a todo el ejercicio, lo cual no es congruente cuando fueron aprobadas los dos últimos estados financieros bimestrales del 2016.

En respuesta, la sindico municipal refirió que ojalá y se pudiera aprobar o desaprobar en lo general y en lo particular, pues no se puede dividir el ejercicio, sin embargo, no se puede dejar pasar los malos manejos financieros que hizo la anterior administración en los primeros cuatro bimestres, pues no se puede olvidar acciones como la transferencia irregular de los 15 millones de pesos que hizo en los últimos dos días y que aún se investiga.

“Para ser mas explícitos, calificamos con cero los primeros cuatro bimestres y con 10 los últimos dos, y al sacar un promedio ni siquiera se llega al cinco, por ello la cuenta no pasa”, precisó.

El regidor Gerardo Rodríguez, sostuvo que los regidores del PRI también caen en la incongruencia porque ahora votan en contra del dictamen que desaprueba la cuenta, cuando no aprobaron el último estado financiero presentado por la actual administración (noviembre-diciembre), por lo que ahora se contradicen.

Añadió que se debe ser muy claro con la ciudadanía y decirle que la suma de las irregularidades encontradas, dieron pie a que se decidiera por la desaprobación, aunque el gobierno de José Ramón Enríquez Herrera haya hecho bien las cosas los últimos cuatro meses.

Situaciones como perder 250 millones de pesos, lo que afectó 42 obras de impacto social, trabajadores que se aumentaron el sueldo y que apartar de agosto comenzaron a cobrar los beneficios, entre otras irregularidades, no se pueden dejar pasar por alto y debe quedar claro que los primeros ocho meses hubo abusos.

César Rguez. / La Voz de Durango

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

*