Cámara de Diputados, baja productividad y aumenta gasto en 158%

0
122

En 15 años, el presupuesto de la Cámara de Diputados se ha incrementado 158 por ciento, un ritmo que contrasta con la productividad de los legisladores: en ninguna de las sesiones se han reunido sus 500 integrantes y el salón de plenos luce continuamente semivacío.

Para este año, la cámara dispondrá de 7 mil 629 millones de pesos, que incluyen el pago de dietas, bonos, vales de gasolina, renta de autos último modelo y viajes. A pesar de que cada diputado tiene asesores que les ayudan a redactar las iniciativas, 83 no han presentado una sola.

Aunque es su obligación estar en el pleno, el promedio de diputados presentes por votación es de 370 en cada sesión, y uno de cada siete legisladores justifica 10 o más faltas al año.
Diferentes partidos han presentado iniciativas para suprimir 100 de los 200 diputados de representación proporcional que se asignan a los partidos conforme a su porcentaje de votación, mecanismo que se ha distorsionado porque la fórmula de sobrerrepresentación le asignó, por ejemplo, nueve legisladores adicionales al Partido Verde.

Un estudio realizado por Movimiento Ciudadano para sustentar la iniciativa de quitar a 100 diputados plurinominales revela que de los 83 legisladores sin ninguna iniciativa, 57 son del PRI, 12 del PAN, siete del PVEM, seis del PRD y uno del Panal.

La lista incluye a priístas como Antonio Amaro, Alejandro Guevara Cobos, Ignacio Pichardo, Baltazar Hinojosa y María Esther Scherman. A los panistas Gabriel Cuanalo, Alejandro Garrido, Ángel Huepa, Ernesto Ibarra, René Mandujano, Angélica Moya, Ricardo Seffield, Eukid Castañón, Herminio Corral, Juan Corral Mier, Luis Fernando Mesta y Carlos Alberto Palomeque.

Del PVEM, Jorge Álvarez López, Rafael Guirao, Ángel Sedas, Alberto Torres, José Antonio Arévalo y al ex priísta Ricardo Canavatti, y de los perredistas, entre otros, Ángel Barrientos, Elio Bocanegra, José Antonio Estefan Garfias –ex candidato al gobierno de Oaxaca– y María Luis Beltrán.

Y aun así, debido a que las comisiones tampoco trabajan, éstas mantienen en la congeladora legislativa 664 iniciativas.
La 63 Legislatura se inició el primero de septiembre de 2015 y el gasto en cada uno de los legisladores ha representado hasta ahora 3 millones 183 mil 376 pesos, que incluyen el pago de su dieta (salarios), así como subvenciones y bonos. El más reciente se entregó en diciembre, por 150 mil pesos.

La inactividad legislativa se acentúa en los dos recesos anuales. El primer periodo ordinario de sesiones se realiza del primero de septiembre al 15 de diciembre, y el segundo del primero de febrero al 30 de abril.

Aunque los diputados están obligados a acudir sólo seis meses y medio a trabajar, debido al alto número de ausencias y ausencias justificadas, cada periodo 15 por ciento de los legisladores faltan un mes completo, en promedio, explicó al respecto el diputado Jorge Álvarez Máynez (Movimiento Ciudadano).

No obstante, el mecanismo de comprobación de faltas que opera en la cámara les permite que se les pague su dieta íntegra. Los ingresos extras se cubren sin necesidad de asistir a las sesiones. Así, por ejemplo, para este año la cámara destinará 9 millones 354 mil pesos en vales de gasolina para diputados y directivos de San Lázaro.

Ese monto es superior al ejercido en 2016, que fue de 7.7 millones de pesos. Además, durante los tres años de la legislatura la cámara habrá gastado 161 millones en pagar los gastos de seguros médicos mayores de los diputados.

Agencias

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA