Enríquez entrega 68 tinacos a la comunidad El Pino

0
244

El programa de tinacos de la Dirección Municipal de Desarrollo Social continúa realizándose por instrucciones del presidente municipal de Durango, José Ramón Enríquez Herrera, con lo que se tiene la firme convicción de llegar a todos los lugares, donde hay necesidades y carencias en la población.

El alcalde capitalino, aseguró que estos beneficios serán permanentes durante los tres años de su administración municipal, porque cada vez que recorre el municipio se da cuenta que hay muchas demandas y zonas que anteriores gobiernos no habían atendido.

Para la entrega de 68 tinacos, se invirtieron 48 mil 586 pesos, de una inversión total de un millón 555 mil 467 pesos. Las acciones en total a entregar mediante este programa son dos mil 177.

Isaías Muñoz Hernández, habitante de la comunidad El Pino, resaltó que el jefe de la comuna tiene palabra y han confiado en que no los va a defraudar. “Nuestro  presidente municipal está identificado con el pueblo, sacará adelante a Durango, porque el pueblo estaba harto de mentiras con los gobiernos anteriores”, señaló.

El director municipal de Desarrollo Social, Luis Fernando Galindo Ramírez, dijo  que el presidente regresa a este poblado con acciones concretas y no con las manos vacías. “Él nos ha girado la instrucción de salir a las comunidades a ver las necesidades de la gente”, subrayó.

Además, Galindo Ramírez anunció que se entregarán pisos firmes y se electrificará a comunidades como El Pino y otras localidades aledañas, porque es increíble que haya muchas carencias en este poblado, que se encuentra a unos cuantos minutos de la ciudad, por lo que hizo el compromiso de seguir trabajando y volver con más tinacos y otros beneficios.

Samuel Hernández Gómez, presidente de la Junta Municipal de El Pino, agradeció de todo corazón que esté en esta comunidad apoyándolos, porque hay un problema serio de escasez de agua. “Le encargamos que nos eche la mano”, le manifestó al alcalde.

El objetivo de este programa es contribuir a la reducción de las desigualdades regionales al crear o mejorar la infraestructura social básica y de servicios, así como las viviendas, en las localidades y municipios de muy alta y alta marginación, rezago social o alta concentración de pobreza, para impulsar el desarrollo integral de los territorios que conforman las Zonas de Atención (ZAP) y otros que presentan condiciones similares de marginación y pobreza.

Con estas acciones, el municipio de Durango avanza en abatir las desigualdades sociales y el rezago en el cual ha permanecido durante muchos años, gracias a Enríquez Herrera, que ha sido un presidente sensible y atento a las necesidades humanas.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

*