¿Ése es el cambio que se prometió?

1
622

Praxis Política | De los Reporteros

¿Ése es el cambio que se prometió?

Fomentar el paternalismo

De nueva cuenta uno de los personajes priistas más polémicos hace una crítica y señala en su cuenta de Facebook: ¿ése es el cambio que ofreció el nuevo gobierno y lo que buscaba Durango? No hay peor ciego que el que no quiere ver, reza el conocido refrán, pues debemos recordarle a Luis Enrique Benítez Ojeda que fue su partido el Revolucionario Institucional quien creó redes o “mafias” en todas las oficinas públicas para sacar ganancias, ya sean económicas o políticas.

Ahora se señala corrupción en el Colegio de Bachilleres del Estado de Durango (Cobaed) cuando esa corrupción existió y hasta fue cobijada por el anterior director general Jesús Cabrales ¿Qué pasó con el gobierno anterior, dónde estaba, o es que no se dio cuenta que un grupo de directivos administrativos hacían sus transotas con los libros de texto de los muchachos?

Ahora sí se exige la intervención del gobernador del estado, José Rosas Aispuro Torres y de la contralora estatal, María del Rosario Castro Lozano para desintegrar esa mafia que hacía sus tejes y manejes, pero, por qué no se pidió la intervención del ex gobernador, Jorge Herrera Caldera en su momento. Hasta hoy se habla del tema, de esas corrupciones que hay en todas las oficinas públicas.

La Voz de Durango recientemente publicó la noticia que los estudiantes del Cobaed tomaron los planteles en protesta de la entrega de 90 mil libros que pagaron desde el comienzo del semestre, 460 pesos obligatorios por cada alumno para la adquisición de tres libros que son el complemento y sustento de sus estudios.

Lo jóvenes demandaron las entregas de este material didáctico que es necesario para sus clases, sin embargo, el hoy director general, José Ramírez Guzmán declaró que la manifestación de los jóvenes liderados por los presidentes de sociedades obedece a intereses mezquinos, ya que quienes se llevan ganancias por ocho millones de pesos, vieron afectados sus intereses.

Y es que, en el sexenio anterior, se mandaban maquilar estos libros con editoriales que se determinaban de manera directa, lo que dejaba las ganancias a un grupo de directivos antes mencionadas, pero hoy, el proceso es transparente, bajo una convocatoria y licitación con la finalidad que la empresa que ofrezca una mayor calidad en los contenidos se adjudique ese trabajo, lo que molestó a quienes cada semestre veían engrosados sus bolsillo.

La transparencia llegó con el cambio de gobierno, aunque no falta quién critique y se inconforme. Es real que hay un retraso en la entrega del material didáctico, que a lo mejor no se calcularon los tiempos, pero esto es parte de cualquier cambio, pero de lo que se trata de dar mayor transparencia a todos las acciones de gobierno como lo ha demandado el gobernador.

En la publicación que hizo el diputado Benítez Ojeda en su cuenta de red social, se habla del despido de 28 trabajadores, esos que posiblemente estuvieron inmiscuidos en actos irregulares, es verdad debe investigar a fondo la Contraloría estatal la situación que viven los Cobaed para darle certeza y garantías a la sociedad de Durango.

Para limpiar la casa, se necesita no una escoba, sino una barredora de ésas que tiene Servicios Públicos, ésa que pesa toneladas, ya que no será suficiente que las acciones inmediatas que se puedan realizar. Ahora se le exige al gobierno que acabe de tajo con la corrupción que se desarrolló durante décadas, no es posible, pues hay que recordar que todos los trabajadores cuentan con derechos y si los gobiernos actúan de manera arbitraria pueden desencadenar problemas mayores.

Fomentar el paternalismo

Hace unos años, quizá en el sexenio de Vicente Fox Quesada se pusieron de moda los proyectos productivos. En mi pueblo natal se veían como otra forma fácil de obtener dinero del gobierno y fueron muchos los que solicitaron un paquete de cerdos o vacas para convertirse en una potencia ganadera.

Sin embargo, la entrega del proyecto, como siempre sucede en México estaba sujeta a conocer a alguien influyente y la efervescencia disminuyó poco a poco pero hubo quienes sí lograron acceder a los recursos. Recuerdo el caso concreto de una mujer de una comunidad que en cuanto tuvo el dinero en sus manos se compró una camioneta del año ¿quién necesita criar cerdos si se pueden obtener satisfacciones inmediatas?

Recordé la anécdota cuando el coordinador del Comité de Planeación para el Estado, Sergio Fragoso Bernal señaló durante la entrega del Plan Estatal de Desarrollo 2016-2022 que para detonar las vocaciones productivas del estado otorgarán financiamientos a los productores.

No estoy en contra del apoyo gubernamental, mi problema es con la política del paternalismo. No ha sido poco el recurso que los gobiernos han destinado en los últimos años a otorgar financiamientos y proyectos productivos y solo un porcentaje muy pequeño sobrevive.

Es más, cuando preguntas ni siquiera se cuenta con información fidedigna, o no quieren darla a conocer, sobre el número de proyectos que se mantienen y que son realmente productivos, ¿entonces por qué apostar el futuro económico de Durango en un esquema que no funciona?

Cada día y a pesar que los recursos son cada vez menos, porque aquí aplica a cabalidad eso que “todo mundo quiere vivir al expensas del Estado y olvida que el Estado vive a expensas de todo mundo” son más los programas sociales y los recursos que se les destinan, pero según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política para el Desarrollo Social (Coneval) en 2016 la pobreza en México aumentó.

Sin afán de ser negativa pero entonces algo no está funcionando y apostar por el financiamiento para lograr detonar la vocación económica en un estado que ya de por sí es pobre no parece un camino hacia la gloria.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*