Cereso y no psiquiátrico

0
350

El muchacho que supuestamente bajo los efectos de antidepresivos y anti-psicoticos asesinó a su madre está recluido en una cárcel común, su defensa no alegó enfermedad mental.

Jesús David, el joven de 19 años, que presuntamente asesinó a su madre la madrugada del pasado 10 del presente mes y año en el domicilio que ambos compartían en el fraccionamiento FTSE de esta ciudad, se encuentra recluido en el Centro de Reinserción Social (Cereso) número 1 de esta ciudad, su defensa no alegó enfermedad mental y está siendo vinculado por homicidio calificado con el agravante de relación a parentesco.

Según información proporcionada por la Fiscalía General del Estado de Durango, (FGED), el joven inculpado fue procesado y se encuentra bajo reclusión en el centro antes mencionado luego que el Juez de primera instancia encontró los elementos suficientes para dictar la formal prisión, será en las próximas audiencias que se determine -de ser encontrado culpable- la sentencia y las condiciones en las que va pagar su agravio ante la ley.

Hace algunos días Julieta Hernández Camargo, presidenta de la Organización No Gubernamental, Sí hay Mujeres en Durango, declaró ante los medios de comunicación que Jesús David podría gozar de los beneficios que la ley otorga en los casos relacionados a enfermedades mentales severas como de la que se presumía es víctima el ahora imputado, sin embargo este efecto no fue argumentado por la defensa, lo que lo pone a la par de cualquier otro interno.

Es decir, los abogados defensores del joven involucrado no argumentaron ni demostraron en primera instancia que su defendido padeciera de una enfermedad mental severa que lo excluyera de su responsabilidad consciente en lo ocurrido y por ende fue inicialmente procesado y puesto bajo caución como cualquier persona en su comprobados cabales.

Asimismo si en la siguiente audiencia de desahogo de pruebas la parte defensora alegara una incapacidad mental para justificar las acciones del joven, entonces tendrían que hacerse de forma fehaciente los exámenes necesarios y estudios clínicos que lo comprueben, solo así podría gozar de ciertos beneficios dependiendo del grado de enfermedad que padezca y sería el juzgador quien determine su reclusión en un centro de reinserción común, su medicación, tratamiento o internamiento indeterminado en el Hospital Psiquiátrico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*