¿Será posible que se pongan de acuerdo?

0
501

Praxis Política | De los Reporteros

La reciente reunión protagonizada por los aspirantes a dirigir el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Durango, pudiera ser el preámbulo de algún acuerdo, concordancia y definición. ¿Será posible que los priistas por fin se pongan de acuerdo?

Luego que desde hace más de seis meses, Anavel Fernández quedara como la presidenta interina del partido, los señalamientos entre los actores políticos pertenecientes de distintos grupos o corrientes no habían cesado, sin embargo, al parecer con la reunión de nueve de los 10 aspirantes podrían cesar estos ataques y al fin ponerse a trabajar en beneficio del partido.

De antemano sabemos que el PRI no estaba acostumbrado a perder y que lo sucedido el pasado 5 de junio del 2016 los marcó y dejó una herida lo suficientemente grande que aún no cierra, sin embargo, se les agota el tiempo, ya que para octubre de este año comenzará la elección más importante del país que se definirá en el 2018.

Es claro que urge el consenso al interior del tricolor, y con eso de que se echan la culpa de lo sucedido unos y otros, no dan cuente que es tiempo de volver a hacer pactos que sirvan al partido y que lleguen a los duranguenses como un mensaje de trabajo y lucha. En estos momentos, la sociedad observa al PRI como ese partido corrupto que nunca logró llevar a Durango a esos niveles esperados o demandados, y lo que han hecho desde hace meses los priistas prácticamente lo confirma, porque se han dedicado a acusarse mutuamente.

La reunión con la presidenta interina, Anavel Fernández puede dar visos que ahora sí van a cambiar las cosas, que los grupos están dispuestos a ceder para lograr la unidad, no obstante aún las cosas van lentas. Luis Enrique Benítez Ojeda, fue el único que no apareció en la foto que fue difundida por twitter, el diputado, ha mencionado desde hace meses su intención de dirigir el tricolor, por lo que no sabemos si no fue invitado o simplemente su agenda no le permitió asistir.

Rosauro Meza Sifuentes, Arturo Yáñez Cuéllar, Héctor Eduardo Vela Valenzuela, Jorge Clemente Mojica Vargas, Carlos Matuk López de Nava, Óscar García Barrón, Adán Soria Ramírez, David Payán Guerrero y Gustavo Lugo Espinoza estuvieron dialogando y por los rostros de satisfacción aparecidos en la gráfica, al parecer pudieron establecer mayores condiciones para lograr acuerdos y fortalecer la unidad.

Anteriormente señalaban que los priistas en ocasiones no se ponían de acuerdo, había discordancia y controversias, pero eran disciplinados. Pues por lo visto la disciplina se fue por el drenaje, porque cuando perdieron la gubernatura, se sintieron huérfanos, sin jefe político al cual obedecer y muchos se comenzaron a “brincar las trancas”. Éstos son los síntomas de un partido que jamás careció de lo anterior y que hoy debe ponerse de acuerdo por sí mismo.

Ahora tendrán que consensuar a la de a fuerzas, porque no hay nadie quien ordene. Es innegable que ante la falta de un máximo jefe político en el estado, quien pudiera llevar mano sería la alcaldesa de Gómez Palacio, Leticia Herrera Ale. Sus triunfos en Gómez Palacio la avalan para establecer sus condiciones, incluso, se habla que ella pidió el retiro del delegado enviado por Enrique Ochoa Reza en los últimos meses, ya que no estaba tomando en cuenta a los priistas de La Laguna… entonces sí pesa, pero no al grado de imponer a su gallo. Y hablando de gallos, Jorge Clemente Mojica es el aspirante impulsado por la alcaldesa y se ve que trae ganas, aunque será difícil para él.

Y porque decimos que la tendrá difícil, solo tenemos que observar cómo se mueve el partido y al parecer Lety Hererra no es el santo de devoción de muchas de las mujeres priistas más reconocidas, pues a la reunión sostenida el fin de semana antepasado no fue requerida.

Resulta que en un reconocido restaurante de la ciudad, se reunió un grupo de mujeres priistas con bastante peso político, en donde acordaron unir esfuerzos y trabajar por la militancia de Durango. Sentaron base para impulsar acciones que poco a poco vayan posicionando al partido entre la sociedad y se puedan volver a obtener los triunfos que no hace mucho se mantenían.

Lety Herrera no estuvo invitada a la reunión que protagonizaron mujeres como Yolanda de la Torre, Marina Vitela, Ali Gamboa, Sughey Torres, Vero Gamboa, Perla Pacheco, Yolanda Pacheco, Rosario Fernández, Elena Bonilla, Anavel Fernández, Ana Bricia Muro, Katy Mercdo, Nancy Ríos, Fátima del Rosario, Tania Paredes, Baty Barragán, Rosa María Triana, María Luisa González Achem, entre otras.

La gomezpalatina ha mencionado que esto no le preocupa, sin embargo, debería comenzar a hacer labor de equipo y sumar a más priistas a su causa. Por eso decimos que Mojica la tiene difícil, no será sencillo que llegue a la presidencia, quizá, a la secretaría general, el tiempo lo dirá, y como dijera en una de las recientes entrevistas Óscar García Barrón, “no todo es dinero… ¡eh!”.

Movimientos partidistas

Oigan y hablando de movimientos en los partidos, ¿no les parece muy sospechoso que el ex diputado Alfredo Martínez Núñez, el amigo del exgobernador, Jorge Herrera Caldera, el que fue elegido para integrar una comisión de investigación hacia el exgobernador Ismael Hernández Deras por el supuesto millonario dispendio en su fiesta de cumpleaños 50, lo hayan elegido como presidente del comité municipal del partido de Andrés Manuel López Obrador en Durango?

Ahora resulta que dejó al PRI por integrarse a las filas del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), cuyo presidente estatal o delegado en Durango es Rosendo Salgado Vázquez, quien en conjunto con Iván Ramírez han sido señalados a través de las redes sociales por supuestamente haber recibido dinero del gobierno priista anterior.

¿Será cierto? Lo que sí es cierto es que el ex legislador local ya es el bueno de Morena en la capital. Seguramente están abriendo varios frentes para comenzar de nuevo a llegar por varios frentes. Ante la posibilidad real que Andrés Manuel esta vez llegue a Los Pinos, no es casualidad que los priistas pretendan también filtrarse en ese partido para ganar terreno.

El Pelón de los Deportes

Actualmente vivimos en la era donde las autoridades nacionales, estatales y municipales hablan del respeto a las Instituciones, recientemente se propuso en el Cabildo de Durango el cobro de un 20 por ciento por el concepto de las carreras atléticas por parte de los regidores del PAN, lo cual es exagerado, porque muchas veces los organizadores de estos eventos no obtienen eso en ganancias, aunque otros sí, mientras que los regidores del PRI, expresaron que las carreras no son lucrativas y en algunas ocasiones son denominadas “con causa”, pero de todos modos son lucrativas desde que cobran una inscripción, ¿o no es verdad?.

No basta ser matemático para hacer una simple multiplicación, en las últimas carreras han participado en promedio 500 corredores y tienen un costo mínimo de 200 pesos, es decir, una recaudación de 100 mil pesos, eso sin mencionar que cuentan con patrocinadores que también apoyan con diferentes cosas como hidratación, regalos para rifar entre los corredores que llegan a la meta, entre otros, entonces ¿cree usted que no sea lucrativo?

Tomando en cuenta que un impuesto similar trató de imponerse en Michoacán el año anterior, éste no procedió por la protesta de los corredores, no sé las autoridades cómo iba a suceder en Durango. La realidad es que los regidores antes de otorgar un permiso a quien organice carreras, debe exigir el aval de la Asociación Duranguense de Atletismo, para que cada carrera lleve el registro del corredor en tiempo, además de otros beneficios que tiene el participante de dichas carreras y no tener que estar saliendo del estado para buscar su clasificación a otros eventos nacionales e internacionales.

Obvio es necesario que los regidores conozcan que en nuestra entidad existe dicha asociación y que a las mesas de trabajo que tienen proyectadas no solo inviten a los organizadores de las carreras, sino a esta organismo, a grupos de corredores, periodistas deportivos, pero sobre todo sumarse al proyecto de la calendarización de las carreras que se lleva a cabo desde finales del 2016. No es buscar y encontrar el hilo negro, es respetar a la institución que rige el atletismo en el estado, que los regidores comprueben que el 7 por ciento que se le tiene que entregar a dicho organismo por el valor de la premiación y que se invierte en los atletas que representan a Durango a nivel nacional e internacional, llegue al lugar que debe y no sea una recaudación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*