Divergencias que no hacen a Durango feliz

0
355

Praxis Política | De los reporteros

Reza el dicho… “donde manda capitán, no gobierna marinero”. Las divergencias que se han observado en los últimos meses entre el gobierno estatal y sobre todo por parte del gobierno municipal, no hacen a Durango Feliz. Ya comienza a permear la idea entre los duranguenses sobre un pleito entre el presidente municipal, José Ramón Enríquez Herrera y el gobernador del estado, José Rosas Aispuro Torres y téngalo por seguro estimado lector, eso no hace fuerte a Durango y mucho menos feliz.

El que se palpe un distanciamiento entre los dos políticos más importantes de Durango, contrarios o ajenos al Partido Revolucionario Institucional (PRI) desalienta a los duranguenses, toda vez que votaron por la alternancia, votaron por un cambio y aún se tiene la esperanza que las cosas sean distintas en Durango pero… no hay que perder de vista que la “unión hace la fuerza”.

Unidos el gobernador y alcalde seguramente que han de potenciar la capital al máximo. Si unidos pudieron derrocar a un gobierno de más de 80 años, no entendemos el por qué de la separación. ¿Será un juego de egos?

La primera controversia fue el anuncio de realizar dos ferias, cada orden de gobierno a su manera y aunque el alcalde declaró a La Voz de Durango que su fiesta es un complemento para la Feria Nacional Durango (Fenadu), a todas luces se palpa que continúan las discrepancia, aunque los duranguenses no comprenden por qué se está dando este pleito.

Cuando se habla de autonomía, lo entendemos, lo que no comprendemos es como José Ramón no comprende que en todo lo que conforma la sociedad hay jerarquías, desde la familia, el trabajo, grupos organizados, etc., y esto debe ser respetado.

La controversia surgida del cobro de servicios hacia la Fenadu por parte del ayuntamiento, volvió a dar cuenta de un pleito sin fundamento que  ha nada lleva, solo al desánimo, porque tanto a Enríquez como Aispuro, los había visualizado la sociedad como una mancuerna de vanguardia que llevarían a la capital y al estado a otros niveles.

Comentaba un regidor, que no hubieran hecho los dos políticos con los festejos del Aniversario de la Fundación de la ciudad, si ambos organizaron sus festejos e impulsaron la presentación de artistas internacionales, entonces se pudiera haber pensado, hubieran traído a Shakira, Juanes o quizá a Beyoncé, Rihanna o hasta Metallica.

“Durango te quiero Unido” una de las frases favoritas del alcalde, aunque no la aplique. Dicen que para llegar, hay que aprender de los demás, dejarse guiar, ser humilde y luego dirigir los destinos de las masas. Para saber mandar hay que saber obedecer, una de las frases favoritas de los padres de familia, lo que en este caso no se está aplicando.

Las divergencias siempre crearán desunión, porque la palabra convence pero el ejemplo arrastra. Durango requiere de dos órdenes de gobierno bien plantados y con una misma visión. Pese a que el alcalde tenga su agenda y vaya hasta a China a atraer inversiones, el Jefe de Estado es el gobernador y los empresarios chinos buscarán la aprobación del máximo líder duranguense, como sucedió en los últimos días, pues Aispuro hace apenas unos días viajó a China, para avalar lo que fue a promover Enríquez.

Esperemos y ambas autoridades puedan integrarse para lograr generar cohesiones que impulsen al estado, que realmente llegue el desarrollo que tanto se ha prometido, ese Durango próspero con oportunidades para todos, que no se obligue a sus jóvenes a emigrar.

Empieza con traspiés el SLA

El pilar sobre el que se planteó el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y por ende el Local (SLA) se tambalea. En el ejercicio de estreno que es la convocatoria para reunir al Comité Seleccionador del Consejo de Participación Ciudadana no se alcanzó a reunir el mínimo de aspirantes en el tiempo acordado por el Congreso del Estado.

Esto es cuando menos un mal precedente, significa que los duranguenses exigimos que se combata la corrupción, pero no estamos dispuestos a hacer lo que nos toca en los términos en los que se plantea.

Otro planteamiento que debiera estar sobre la mesa es la subjetividad, si bien la convocatoria que emitió la LXVII legislatura es clara en los requisitos la honorabilidad moral deja mucho a la interpretación.

¿Quién decide si alguien es o no honorable? ¿Bajo qué estándares se determina si eres o no apto para elegir a los miembros del Comité de Participación? El discurso de buenos y malos en México ha quedado rebasado, a mi parecer, desde hace mucho.

Hay entre los 20 aspirantes perfiles que provocan levantamiento de cejas, casos en los que uno se pregunta si la candidatura no tiene el objetivo de “jalar agua para su molino”, por ejemplo, Miguel Ángel Villanueva Ruano a quienes no pocos le cuestionan su permanencia indefinida al frente de la Asociación Estatal de Padres de Familia (AEPF).

Hasta hoy, su discurso ha sido cuando menos complaciente hacia la autoridad, la misma para la que el Sistema Local Anticorrupción busca ser un contrapeso y un muro de contención. No abona que quienes vayan a elegir a los miembros de uno de los tres poderes, por así decirlo, del Sistema se ponga del lado de los poderosos en lugar de los ciudadanos.

Habrá que esperar a que los diputados elijan e integren a los cinco miembros académicos y los cuatro sociales del Comité, aunque sin participación de los duranguenses el Sistema nacerá muerto porque la decisión como siempre quedará en manos de aquellos que tienen una agenda propia.

Directores desconocen del deporte

Siempre se ha dicho que el peor error de un servidor público es aceptar un puesto para el cual no es apto o no tienes el conocimiento, pero si ya estás ahí, por lo menos rodearse de personas que le puedan ayudar y hacer equipo, tal como es el caso de Alejandro Enrique Álvarez Manilla, quien fue el que orquestó el cobro de poco más de 500 mil pesos por evento, por la renta el estadio Francisco Zarco para los espectáculos de las Trochas Monster y el concierto de Maluma principalmente, lo que desató que el Ayuntamiento del municipio de Durango mencionaran que no podían absorber los gastos de la Feria Nacional Durango (Fenadu) 2017, en cuanto a limpieza, seguridad, inspección y salud. Tal vez su desconocimiento y confiar en las personas que se quedaron en el llamado IED que vienen desde la pasada administración, lejos de sumar, le están restando, si bien se vino abajo el Maratón Villista por un evento de 21 kilómetros, ¿Qué sus asesores y gente cercana no le pudo comentar de la importancia de un evento de esta índole que de la noche a la mañana decidieron no llevarlo a cabo? Sin duda ha sido error tras error desde que tomó las riendas de la también llamada Conade, y cuando todos pensábamos que solo en las “picas” de fútbol metía autogol, hace una semana nos dio cuenta del total desconocimiento que tiene del deporte y sus figuras, pero sobre todo de las profesionales, como ya lo expresaron muchos usuarios del twitter ¿Qué méritos tiene Cristian Mijares para estar en el Salón de la Fama del deporte duranguense? Si desde amateur él siempre compitió por Coahuila en Juegos Nacionales y Olimpiada Nacional, lo puede comprobar con todos los cronistas deportivos y directores de medios de comunicación, supongo que el más sorprendido será el gobernador del estado José Rosas Aispuro Torres, porque al darle ingreso al boxeador, acaba de abaratar el acceso al mencionado recinto, que es para duranguenses, deportistas que dieron todo por el estado en diferentes eventos nacionales, centroamericanos, panamericanos, internacionales y mundiales, no para quienes están en el ocaso de su carrera y lo vienen a sorprender. Deje de lado a las personas que cree que lo ven feo y hasta de chismes que no tienen sentido y mejor póngase a trabajar en favor del deporte del estado, que ésa es su encomienda.

En cuanto al director del deporte municipal, Jaime Correa Córdova bien le servirían unas clases de humildad, la labor no es señalar todo lo que no ha hecho en estos 10 meses al frente de dicha institución, para eso están los expertos en la materia, lo que sí le voy a recriminar es que no entienda que en ese puesto no es el ídolo, no es el que jugaba fútbol profesional, es un servidor público y como tal debe mantenerse, jamás había visto a una persona que sea más importante que una institución, puesto que las redes sociales que maneja no dicen Instituto Municipal del Deporte, sino Jaime Correa, muestra de ello es su cuenta de twitter @JaimeCorreaof en el que comenta los eventos que organiza la dependencia a su cargo, los pocos eventos más bien. Lo que fue una total falta de respeto lo que hizo con uno de los más grandes técnicos del fútbol mexicano como lo fue Enrique Meza, quien amablemente vino a dar una conferencia y tal fue la sorpresa de ver casi vacío el lugar, un escenario para 600 personas, no fueron para convocar ni a 150, sin duda un gran mensaje para unos cuantos y que viene a abonar a los errores en su gestión. Recordarle que Durango no es futbolero, si bien el Francisco Villa pese a que los Generales tuvieron un pésimo arranque como locales, la gente no dejó de asistir y en el fútbol con una derrota de los Alacranes, se queda solo el estadio y lo puede preguntar, ya que su desconocimiento en ello es palpable, porque hasta en el básquetbol que no se tuvo una buena temporada con las Águilas Doradas, hubo buenas entradas, pero de ello no está enterado tampoco.

SIN COMENTARIOS