Primo de JHC, delicado de salud

0
322

 

No existen privilegios en el Cereso. Así se le trata a todo mundo: Gustavo Rivera Ramos.

Las personas privadas de su libertad, antes denominados reos, que se encuentran dentro de un Centro de Reinserción Social  (Cereso) los cuales pudieran presentar algún cuadro clínico como puede ser la diabetes, reciben atención médica dentro de éste, como es el ejemplo el primo del exgobernador del estado de Durango, quien se encuentra en calidad de procesado, dentro de esta institución, esto fue afirmado por el director del Cereso número 1, Gustavo Rivera Ramos.

“Él tiene problemas graves, me refiero graves en el sentido de su diabetes, entonces tenemos que estarlo monitoreando diariamente, por lo que le sube la glucosa y debemos proporcionarle servicio médico constante”.

El director enfatizó que este servicio es aplicable para toda aquella persona privada de su libertad, la cual pueda presentar algún padecimiento ya sea antes de su estadía a lo largo de ésta. A la vez, afirmó que ningún individuo tiene privilegios especiales al estar dentro de algún centro.

Se debe señalar que el primo de Jorge Herrera Caldera, no comparte la celda con nadie, ya que por la complicación de su salud así lo amerita, otro dato a relucir es que hasta el momento no ha sido trasladado a algún hospital que se encuentre fuera de las instalaciones, por otra parte, si se llegara a complicar su cuadro clínico, podría ser trasladado al área médica del Cereso.

“Siempre estamos proporcionando médicamente ¡cómo a todos!, tenemos un promedio de 80 a 90 consultas diarias, pues son dos mil 700 personas privadas de la libertad, entonces así se le trata a todo mundo”, sentenció Rivera Ramos.

Por Alejandro Valencia / La voz de Durango