Reaparece Ismael en la escena política

0
310

Praxis Política | De los reporteros

El senador y exgobernador de Durango, Ismael Hernández Deras reapareció en la escena política durante la semana pasada y dicen… que viene con todo. Pese a que señala que no tiene gallos ni gallinas para encabezar la presidencia estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), hay quienes afirman que será él, quien imponga al próximo dirigente, y no se descarta que sea Luis Enrique Benítez Ojeda.

Luego del triunfo que obtuvo en el Estado de México, donde fungió como delegado, Ismael o “Mayito” como algunos le han mencionado, reapareció en un evento del Infonavit a nivel nacional sorprendiendo a muchos por la seguridad en cómo se dirigió. Sin duda trae el apoyo del centro, con eso  que ahora impone delegados incondicionales a su causa.

Al percibir esta particularidad el secretario General de Gobierno, Adrián Alanís Quiñones denunció la falta de cortesía política por parte del gobierno federal, la falta de sensibilidad al no habérsele avisado al gobernador del estado, José Rosas Aispuro Torres con tiempo sobre el cambio en Liconsa, que se dice fue impuesto por el senador.

Sin duda están armando la estrategia para el 2018  e Ismael no es un adversario facilito, lo que pone a temblar a unos cuantos.

Aunque, al presidente municipal, José Ramón Enríquez Herrera no lo saludó, se nota y hace notar su animadversión por el que lo nombró en algún momento secretario de Salud del estado en su sexenio. El doc, sigue siendo no cortés al ni siquiera saludarlo en el escenario de un evento público.

Precisamente en el evento del Infonavit que se realizó el miércoles pasado  (6 de julio), donde David Penchyna Grub entregó el ahorro de las subcuentas de los derechohabientes duranguenses, tocó el turno al alcalde de dirigir un mensaje y al terminar su intervención, comenzó a saludar y a medio abrazar a los asistentes, hasta que llegó con el diputado local Maximiliano Silerio Díaz, luego se dio la vuelta y se dirigió a su espacio, a un lado del legislador, se encontraba el senador Ismael.

Sin embargo, esta desplante no fue de gran relevancia, José Ramón Enríquez atraviesa por su mejor momento político en la capital, e Ismael también a nivel nacional, está bien con sus correligionarios que ahora han decido darle todo el apoyo, lo sentimos por doña Lety Herrera Ale que ha buscado posicionarse.

Solo opinamos que en estos momentos tanto para el gobernador del estado, José Rosas Aispuro Torres como para el alcalde, José Ramón, valdría más estar juntos, hacer mancuerna que pudiera representar una fuerza que impida que aquellos que se fueron vuelvan, sin embargo, no se ve por dónde.

Ismael alista a su equipo y poco a poco irá sumando a más priistas que de nuevo lo seguirán. Aunque los priistas digan que ha sido meritorio sus resultados en el Estado de México, pero que no serán cruciales, todo indica por la operación que se realiza del ir posicionando a su gente en puestos claves que sí. Aunque digan que será el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) quien decida el método o quien será el próximo dirigente estatal, “Mayito” ha recobrado fuerza y podría ser uno de los que decidan, pues muy contento se le vio en la Asamblea Estatal que se celebró este pasado sábado rumbo a la XII Asamblea Nacional Ordinaria, donde se menciona se destrabará el asunto del PRI en Durango.

La “súper”, con sorpresas desagradables

Y hablando de sorpresas, la supercarretera Durango-Mazatlán, es decir, Caminos y Puentes Federales (Capufe) nos dio la semana una muy desagradable, el incremento de su peaje. El secretario General de Gobierno, Adrián Alanís Quiñones, en pocas palabras dijo que no se vale y aunque es una facultad de Capufe el poder generar incremento si así lo considera, no hay justificación para un aumento de poco más de 40 pesos en viaje redondo.

Ojalá y las autoridades estatales puedan hacer que esta dependencia reconsidere este incremento, ya que ante los accidentes que se han registrado lamentablemente con muertes de personas por la falta de señalización la rúa no está en la condición de aumentar sus costos.

Existen demasiados tramos en reparación y el desplazamiento se hace lento, las dos horas y medio se convierten hasta en cuatro y media, por estos tramos que hacen lenta la circulación, donde hasta por media hora se espera turno para poder continuar el paso. Adrián Alanís tiene razón al precisar que esta carretera se hizo con recursos públicos, es decir con dinero de todos los mexicanos y no tiene por qué verse como un negocio fructífero. Ojalá y se reconsidere este aumento, ya que Durango necesita mayor flujo de turistas sobre todo ahora con su feria y se quiera o no, este tipo de incrementos frena el arribo de quienes desean conocer y disfrutar de la capital.