En cuanto a pobreza, nada que festejar : Sedesoe

0
159
OAXACA, OAXACA, 31DICIEMBRE2012.- Personas en situación de pobreza aprovechan las fiestas decembrinas para tomar las calles del Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca, principalmente en la calle de García Vigil y en la Catedral Metropolitana. FOTO: ARTURO PÉREZ ALFONSO /CUARTOSCURO.COM

En Durango el 18% de la población vive en carencia alimentaria.

Luego que la semana pasada la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) festejara 25 años de su creación y su delegado, Isaías Berumen Aguilar señalara que se han disminuido los índices de pobreza en la entidad, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social del Estado (Sedesoe), Marcos Cruz Martínez mencionó que no hay nada que festejar, ya que en el país y Durango lejos de disminuir la pobreza ha ido en aumento.

Añadió que según informes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), 50 millones de mexicanos son pobres, lo que significa que las políticas sociales implementadas por el gobierno no han dado resultados, pero, “hay una buena noticia que México es la XIV economía más rica del mundo, pero lo mala es que, aún y con esto, estamos entre los 15 países donde existe más hambre”.

El secretario dijo que debido al modelo económico implementado desde siempre, solo el 1 por ciento de la población se lleva un tercio de la riqueza nacional y un 10 por ciento dos tercios; en este país los ricos pagan poco, la riqueza no es gravada como en otros países lo que origina una inequidad completa.

Al señalar que este país según la Cepal está a punto de pasar a un país de lo que se llamaría desigualdad extrema, dijo que la distribución de la riqueza está desequilibrada, pues solo es una fábrica de pobres, donde siete millones no les alcanza ni para dar las tres comidas.

Isaías Berumen, titular de  la Sedesol dijo que en Durango han salido de la pobreza extrema 40 mil personas del 2010 al 2015, sin embargo, Cruz Martínez  le revira ese dato sosteniendo que es lamentable que el 18 por ciento de la población en el estado no alcance a dar sus tres comidas diarias.

“¿Cuál es el impacto en la salud y educación de esas personas que están en esa condición?, por eso no hay nada qué festejar”, añadió al tiempo que mencionó que la nación debe replantearse una verdadera distribución y no destinar 950 mil millones de pesos a programas sociales que no han sido eficaces y solo han aumentado las cifras de pobreza.

Añadió que los programas sociales solo han sido utilizados para ganar elecciones y existe una gran corrupción que impide que realmente los beneficios lleguen a los más necesitados, y para muestra basta un botón, ahí está el caso del ex delegado estatal de la Sedesol, Francisco Javier Hernández Flores.

Con relación al trabajo que ha emprendido el gobierno del estado, dijo que se está realizando lo que se puede, pues lamentablemente los recursos son muy pocos, ya que se recibieron finanzas quebradas.

César Rguez. / La Voz de Durango