China prohibirá producir y vender automóviles impulsados por gasolina

0
36

China comenzó su estrategia nacional para el desarrollo de vehículos inteligentes, que incluye la prohibición de producir y vender automóviles impulsados por combustibles fósiles.

El país se convirtió en el tercero en anunciar que prohibirá las ventas de carros que usen hidrocarburos, después de Francia y Reino Unido.

Xin Guobin, Viceministro de Industria y Tecnologías de la Información, comunicó que se analiza un cronograma para la prohibición de la manufactura y venta de vehículos que utilicen fuentes tradicionales de energía.

Durante un foro de armadores de vehículos en la ciudad de Tianjin, el funcionario llamó a los constructores a entender la situación y ajustar sus estrategias.

En 2016 China produjo y vendió más de 28 millones de vehículos, cifra que lo mantuvo por octavo año consecutivo como el principal armador del mundo.

Asimismo, el país es el productor más importantes de vehículos que usa nuevas fuentes de energía, y también el principal mercado para ese mismo tipo de unidades.

El año pasado, el gigante asiático produjo y vendió medio millón de este tipo de vehículos y por sus calles circula la mitad del total mundial.

Por su parte, Song Qiuling, Subjefe del Ministerio de Finanzas, anunció que, hasta la fecha, la mitad del precio original de los vehículos chinos con nuevos tipos de energía es subsidiado.

Sin embargo, explicó que como a largo plazo los subsidios pueden entorpecer el desarrollo de la industria en lugar de ayudarla, serán reducidos de manera gradual y en su lugar habrá una nueva política de crédito para los compradores.

Ninguno de los funcionarios confirmó la fecha en la que entrará en vigor la prohibición para la producción y venta de vehículos movidos con fuentes tradicionales de energías.

Sin embargo, Xi indicó que el periodo que termina en 2025 será crítico para la industria automotriz y precisó que los requerimientos de ahorro de energía y disminución de emisiones van a la alza, mientras crece la demanda para el desarrollo de vehículos inteligentes y movidos por nuevas fuentes de energía.

Y es que la industria automotriz mundial se mueve de manera clara hacia las nuevas fuentes de energía.

El fabricante Volvo anunció a principios de julio que para 2019 solo producirá automóviles eléctricos o híbridos.

El mismo mes, el Gobierno francés informó que el cese de la venta de vehículos que usen gasolina y diesel se producirá en Francia en 2040, a fin de cumplir las metas del Acuerdo de París en materia de clima.

Por su parte Reino Unido tiene previsto que en 2030 ya no se permita la venta de vehículos que usen combustibles tradicionales.

Otros países, como India, Holanda y algunos estados alemanes, también se encuentran analizando la misma medida.

Agencias

(Visited 3 times, 1 visits today)

SIN COMENTARIOS