DMCP ha recolectado 200 kilos de comida

0
85

El producto llegará a los estados de Chiapas y Oaxaca.

Después de la tragedia del 7 de septiembre que vivieron los ciudadanos de los estados de Chiapas y Oaxaca en donde lamentablemente sigue en aumento la cifra de personas que perdieron la vida posterior al terremoto, la Dirección Municipal de Protección Civil  (DMPC) desde el pasado 9 de septiembre ha establecido un centro de acopio en la Plaza de Armas con la intención de llevar diferentes productos para ayudar aquellas familias que desafortunadamente perdieron sus hogares, en ese sentido se lograron recolectar 200 kilos de producto alimenticio, así lo comentó el titular de esta dependencia, Israel Solano Mejía.

“Aquí lo que estamos tratando de hacer es mostrar nuevamente la solidaridad que tenemos los duranguenses para toda la república, en este caso para los estados de Chiapas y Oaxaca principalmente”, dijo.

También es necesario señalar que no solamente la Plaza de Armas es el único lugar donde cada ciudadano puede ir a dejar algún producto ya que pueden acudir a las cinco estaciones de bomberos que existen en la entidad.

“Esperamos contar hasta este domingo que viene para estar recogiendo los acopios necesarios y con el apoyo del personal militar y diversos organismos gubernamentales hacer llegar a lo más necesitados”, señaló.

En este sentido el director señaló que se necesitan pañales, toallas sanitarias, alimentos no perecederos y enlatados así como baterías nuevas o algún dispositivo electrónico que sea de supervivencia para que lo puedan utilizar.

Así mismo la DMCP mantiene coordinación con los elementos de Protección Civil de los estados de Guerero, Oaxaca y Chiapas, con la finalidad de conocer cuáles son las zonas con mayores necesidades tras el terremoto.

“Ellos dicen en qué partes se necesita la ayuda y hay muchas zonas sin explorar o que ya se hicieron reconocimientos aéreos, sin embargo ya se están abriendo caminos por parte de las autoridades federales y del propio Ejército Mexicano que están haciendo lo propio con maquinaria pesada aplicando el programa DNIII”, finalizó el director.

Por Alejandro Valencia  / La Voz de Durango