Para el PRI una oportunidad de oro

0
288

Praxis Política | César Rguez. |

Fuertes embotellamientos en La Salle

Finalmente, los desastres naturales ocurridos en el sur y centro del país se convirtieron en la oportunidad de oro que necesitaba el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Durante varios los ciudadanos a través de las redes sociales demandaron no dar recursos a los partidos políticos para que fueran direccionados a la reconstrucción de México.

“Ni tardos, ni perezosos” los priistas vieron la oportunidad y la tomaron, se convertiría en su oportunidad de oro, toda vez que es un partido que viene en decadencia y cada día se ve más lejos de continuar en el poder. Para todos los mexicanos es sabido que el presidente, Enrique Peña Nieto viene perdiendo sus bonos desde hace mucho tiempo, al grado que su aceptación y aprobación es de apenas el 17 por cierto de la población, prácticamente éste nulificado, ello, sin contar que en las redes sociales todos hacen mofa de sus errores, el último, fue del de “1…no menos como 5”.

Nunca en la historia de México se había contado con un presidente al que prácticamente la mayoría de sus habitantes desprecia. Es innegable como es señalado y menospreciado por la gente, lo que prácticamente tiene en la lona al PRI, eso sin contar que el propio secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong fue corrido de una de las zonas de desastre que dejó el sismo del pasado 19 de septiembre de forma vergonzosa. No quiero ni pensar qué le hubiera pasado a Peña Nieto si se hubiera atrevido a llegar a un área del tipo.

Es claro que la gente está harta de los políticos, sin embargo, para el PRI es la oportunidad de oro para volver a posicionarse un poco y de nuevo ganar un voto de confianza de la ciudadanía. A raíz de la exigencia de la ciudadanía de no entregar recursos a los partidos políticos, el presidente nacional del tricolor, Enrique Ochoa Reza, inmediatamente dio una declaración ante los medios de comunicación con un mensaje solidario, sensible, que incluso a muchos pudo convencer.

El PRI renuncia a las prerrogativas faltantes de este año, 258 millones de pesos donados para las familias damnificadas de los sismos del 7 y 19 de septiembre, dinero que servirá para la reconstrucción del país, pues más de 10 mil escuelas resultaron afectadas con los terremotos. Además, Ochoa Reza en coordinación con su grupo parlamentario de diputados federales presentó una iniciativa ante el Congreso de la Unión para eliminar a todos los diputados y senadores plurinominales.

Con estas medidas México tendría un ahorro de 11 mil millones de pesos, dinero que sería magnífico para la reconstrucción, considerando que se calcula en 38 mil millones de pesos, según el presidente.

Por lo pronto el PRI renuncia a 258 millones de pesos, equivalente al 25 por ciento de sus prerrogativas de este año, y ésa es la oportunidad, no solo la de enviar un mensaje de “Estoy Contigo México”, soy sensible ante la desgracia humana, el primero que muestro solidaridad a las familias, sino también, la de aniquilar a los adversarios pidiendo y exigiendo hacer su parte.

No olvidemos que el PRI es el partido en el poder, y renunciar a 258 millones de pesos no significa gran afectación a sus finanzas, es decir, sabemos que reciben financiamiento de otros entes gubernamentales, porque son ellos, los que manejan las finanzas del país, pero, es la oportunidad de exigirle a los demás partidos hacer lo mismo y dejarlos sin subsidios.

Se caería en una seria desventaja si los demás partidos les siguen el juego al PRI, porque éstos no son gobierno y se quedarían sin un solo peso para su operación. No estoy en desacuerdo que los partidos busquen cómo financiarse y no recurran a los recursos públicos, pero en estos momentos caeríamos en mayores riesgos, quitándoles los recursos a los partidos. Ese jueguito de que yo sí estoy con el pueblo y ustedes no, solo es una falacia.

El dirigente estatal del PRI en Durango, Luis Enrique Benítez Ojeda mencionaba apenas la semana pasada que dejar sin recursos a los partidos es condenarlos a la extinción, a cerrar sus oficinas, por ello, es cambiar la ley y poco a poco ir cambiando el sistema al grado que los partidos se autofinancien con sus propios agremiados y que esto, represente un verdadero fortalecimiento de la democracia.

Es cambiar la mentalidad de todos aquellos que quieren ser políticos, porque esta palabra es igual a riqueza. Y lo hemos mencionado hasta el cansancio, México es generador de nuevos ricos cada sexenio, Terminan los políticos sus cargos y son millonarios, con ranchos, autos lujosos y demasiadas propiedades, bueno… hay quienes hasta islas han comprado.

Cierto es que, son miles de millones de pesos los que se les entregan a los partidos políticos, pero no les demos la oportunidad de tratar de engañarnos.

Fuertes embotellamientos en La Salle

Una y otra vez se han quejado ante La Voz de Durango sobre los embotellamientos que se generan en la avenida La Salle. Pese a que existe un policía vial por las mañanas, debe la autoridad encontrar alternativas para que haya una solución en este paso vial, porque pareciera que el puente que recientemente se inauguró, no fue de gran ayuda para agilizar el tráfico en la zona.

Entendemos que los colegios Guadiana y Humboldt que se ubican en la zona son los puntos de llegada de los conductores y por lo mismo debe haber más policías viales que den paso a los conductores. Son decenas de autos los que circulan por la mañana temprano y los embotellamientos a la orden del día, ojalá y la directora municipal de Seguridad Pública, tome cartas en el asunto.

Se requiere de mayor vigilancia en la zona, pero también de otra avenida paralela que dé salida a los autos, ya que no hay más vialidades que pudieran servir de alternativa para buscar salidas. La Salle es de doble sentido, y en nuestra humilde opinión debía ser de uno solo y la autoridad abrir una paralela para salida de los automóviles.

Aunado a este problema, el bulevar Guadiana se está convirtiendo en una pista de carreras, solo hay que darse una vuelta por las mañanas, cuando los vecinos de aquella zona intentan llegar a sus trabajos y escuelas para ver a qué velocidades circulan por esta vía. La fórmula 1 les queda corta y la autoridad ni sus luces, a nadie se multa por exceder el límite de velocidad.

Pese a que en este lugar se han registrado accidentes, no hay ni un solo policía vial que impide que se circule a altas velocidades. Quienes vienen de la carretera a Mazatlán no disminuyen su velocidad, bajan por el puente La Salle como rápidos y furiosos a todas horas; ya es hora que se haga algo, para garantizar la seguridad de todos.

(Visited 121 times, 1 visits today)

SIN COMENTARIOS