Durango se rindió ante un “Par de Reinas”

0
310
Edith Márquez y Ana Bárbara fusionaron sus voces en Durango.

Edith Márquez y Ana Bárbara se presentaron en concierto ayer en la Plaza IV Centenario.

     Ataviadas de mil maneras, de charras, rancheras, espaciales, elegantes, de cabaret, de noche y como en distintas facetas como se les puso ver, el “Par de Reinas” conformado por las intérpretes Edith Márquez y Ana Bárbara, pusieron la piel chinita a miles de duranguenses congregados ayer en la Plaza IV Centenario que se rindieron ante la potencia de las voces y el gran espectáculo entregado como parte del Festival Internacional Revueltas (FIR) 2017.

Las cantantes recibieron fuertes ovaciones con su gira “Par de Reinas”.

Fue la plancha del gigantesco recinto la que recibió a las dos cantantes consentidas del público, quienes muy alegres y complacidas por la invitación, deleitaron al respetable con una lluvia de sus mejores éxitos del recuerdo.

“Ella y yo”, “La trampa”, “Bandido”, “Mi error, mi fantasía”, “Mírame”, “Lo busqué”, “Loca” y muchas otras más, estuvieron presentes en el repertorio de las dos bellas artistas que entregaron el alma y el corazón para contagiar al público y hacerlo corear las letras más llegadoras y románticas.

Cuando parecía que la noche no podía vestirse mejor, arribó el mariachi campante y con ganas de subir la efervescencia y las intérpretes los acompañaron con un rico popurrí en recuerdo al gran “Divo de Juárez” y otras más, de Camilo Sesto, “Te metiste” de Ariel Camacho, “México Lindo y Querido”, mientras salían del escenario papelitos verde, blanco y rojo y se esparcían sobre los asientos de la audiencia.

Después vino la banda, los ánimos no se aminoraron, por el contrario, la velada se convirtió, literalmente, en un palenque donde las complacencias surtieron efecto hasta pasadas las 23:30 horas y más de 120 minutos de espectáculo.

“Adiós amor” de Christian Nodal, “Te hubieras ido antes” recordando a Julión y “Se va muriendo mi alma”, cerraron broche de oro la noche, después de que el público les pidió en repetidas veces otra canción de pilón a la reinas de la noche.

Por Juan José Nava / La voz de Durango