Ley de disciplina financiera, freno al gasto discrecional

0
380

Praxis Política | César Rguez.

Inminente llegada a la CNC nacional de Ismael

El cumple de Benítez

En recientes días, la síndica municipal, Luz María Garibay Avitia hacía un balance de los recursos que ha recaudado el gobierno municipal y sostuvo que en este año se dispararon al grado que existe un excedente de 76 millones de pesos, producto del cobro de traslados de dominio, pago de patentes vencidas y por supuesto al pago del predial y de infracciones que se aplican a los ciudadanos al cometer violaciones al Bando de Policía y los reglamentos.

Hoy la Ley Disciplina Financiera impuesta desde el Gobierno de la República ha podido ser efectiva, ya que estos excedentes de los que habla la funcionaria municipal son producto de todos los pagos que realizan los ciudadanos y que antes no se declaraban o se gastaba de manera discrecional.

Es decir, bendita Ley si se puede conocer en lo que realmente se destina el dinero producto de una multa aplicada en un punto de revisión anti alcohol. En administraciones pasadas y sobre todo con el último expresidente, Esteban Villegas Villarreal, los puntos de revisión pululaban por toda la ciudad, lo que incrementaba la captación de recursos, pero también la corrupción.

Nadie se salvaba, ni aquel que por equivocación se había bebido una sola cerveza e iba con su familia de vuelta a casa. Los alcoholímetros “arregladotes” generaban grandes ganancias para la administración de esos entonces, fin de semana tras fin de semana y los policías viales, puestos para hacer la tarea que también les llenaba los bolsillos. Era tanta la instrucción que no se escapara nadie que, había un temor marcado entre la población a encontrar un retén, hasta para aquel que se había bebido una sola copa de vino tinto.

Sabía que, al llegar a estos puntos, era “mordida” segura, y un “Sor Juanita” como dice la población en broma ya no les satisfacía a los agentes, debía caer un “Diego Rivera”, ese billetito de 500 pesos tan anhelado.

De todos estos recursos que llegaban semana tras semana, ya que las multas oscilaban entre los 3 mil 500 y 6 mil pesos, nadie daba cuentas, nadie los fiscalizaba y nunca se explicó en qué se gastaban, solo cumplían con lo dispuesto; utilizarlos en lo que el jefe dispusiera.  Hoy, la transparencia es una obligación y eso se agradece.

Se mira otras políticas del gobierno municipal, no recaudatorias, cuando antes los operativos los fines de semana permanecían al acecho de los conductores ebrios, casi a la vuelta de los eventos nocturnos y antros, además de los lugares más oscuros para no ser detectados, a la fecha, existe mayor prudencia, se dialoga con el ciudadano y si trae familia, se trata de no afectar.

No estamos a favor que se conduzca en estado de ebriedad, pero antes, no faltaba el ciudadano que mencionaba que venía conduciendo en sus cinco sentidos y que solo había ingerido algo mínimo, y el alcoholímetro los juzgaba casi por igual al que conducía en segundo estado de ebriedad, incluso hay quienes llegaron a señalar que hasta con la ingesta de medicamentos por enfermedad el alcoholímetro también se las aplicaba.

Las políticas recaudatorias de los pasados gobiernos concluyeron, y solo hace falta observar a este gobierno municipal que antes de pretender multar a quienes se estacionan en esquinas e impiden la visibilidad a los conductores, se colocan “violatones” que son vallas de plástico que pretende impedir que los autos vuelvan a parquearse en estos lugares prohibidos. Se busca evitar los accidentes, ante todo.

Entonces pues, la ley de disciplina financiera ha impedido que esos recursos que recibía el ayuntamiento se gasten de manera discrecional, estos excedentes deben emplearse para el impulso de la obra pública social o para abono de la deuda, lo que ha dado resultado, ya que muchos municipios del país han comenzado a pagar sus deudas con proveedores y la de largo plazo.

La síndica, señala que se revisan con lupa estos recursos que llegan a las arcas para utilizarlos de forma positiva, en bien de los ciudadanos.

Llega Ismael a la CNC

En otro tema, hablaremos de la inminente llegada del senador Ismael Hernández Deras a la dirigencia de la Confederación Nacional Campesina (CNC) Nacional, luego que Manuel Cota dejara acéfalo este sector del Partido Revolucionario Institucional (PRI), finalmente el legislador realizó la negociación y todo indica que asumirá el cargo a la brevedad.

El puesto había sido buscado por el diputado Rubén Escajeda Jiménez, quien en este momento aún funge como encargado del despacho, sin embargo, no pudo llegar, pero sí el senador duranguense Ismael Hernández Deras, quien al parecer le tiraba a algo más grande, a ser el presidente nacional del PRI, pero por enésima vez le dijeron no.

Ismael está moviendo de nuevo las piezas en Durango, pese a que el presidente estatal del PRI, Luis Enrique Benítez Ojeda ha declarado que el partido no es ni del senador, ni del exgobernador Jorge Herrera Caldera, todo indica que Hernández Deras está completamente apoderado del tricolor.

Tan solo hay que observar la llegada de toda su gente a los puestos claves, lógico, ha cedido espacios, pero de nuevo se pueden observar figuras del pasado, colaboradores cercanos que ya se integraron al comité estatal y que antes habían sido relegados… ¿será que aún el también exgobernador, podría llevar a la victoria al PRI? Pues, recordemos que nunca perdió, pero los tiempos cambian y la gente de Durango ya no es la misma.

Vemos caras como la de Amauri Alvarado, quien recientemente fue nombrado coordinador de comunicación social del partido, la de su propia hija “La China” Gabriela Hernández López que seguramente buscará una diputación el año que entra, en fin.

Muchos no están de acuerdo, aquellos que pertenecen a otros grupos, están en desacuerdo, incluso se ha llegado a mencionar que algunos ya buscan otras alternativas, pues se habla que algunos reconocidos políticos como Otniel García Navarro y Óscar García Barrón, diputados federales, buscan espacios en el partido de Andrés Manuel López Obrador, Morena, partido al que se le ha apodado la ambulancia… porque recoge de todo.

Se dicen que algunos políticos priistas llegaron con ínfulas de grandeza con los morenazos, presumiendo los votos que habían obtenido en pasadas campañas, pero pronto fueron bajados de la nube, ya que les señalaron que esos votos obtenidos fueron porque pertenecían al partido en el poder y salieron de las actividades que realizaba el gobierno.

Para el dirigente estatal, Enrique Benítez Ojeda no ha sido fácil, mientras antes le tiraba a todo desde su trinchera, todo lo que se refería gobierno estaba mal para él, hoy es el blanco de todos, sobre todo los de su partido, no se necesitó hacer nada para estrujarlo, más que el llegar a la presidencia de su partido. Le llovió sobre mojado la semana pasada, los grupos que no coinciden, le señalaron unas cuantas verdades, hasta Esteban Villegas le dijo que como coordinador de campaña nomás no.

La alcaldesa no se diga, no tiene pelos en la lengua y tan solo le recomendó “en boca cerrada no entran moscas”. Para Benítez es el gran reto y aunque es talentoso, será más que difícil poder integrar al proyecto a todos. Por lo pronto, en su cumpleaños celebrado el pasado sábado en un lugar exclusivo del paseo El Pueblito, se le vio muy cerquita del presidente municipal y su esposa, hasta las 5:30 de la tarde solo esa personalidad lo acompañaba y departía con él el pan y vino, Ismael Hernández brillaba por su ausencia.

César Rguez.