FBI recluta capos para testificar contra “El Chapo”

0
245
El Buró Federal de Investigación (FBI) de Estados Unidos tiene de su lado a un grupo de narcotraficantes colombianos extraditados como testigos contra Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo” de acuerdo con el periódico El Tiempo de Colombia.

La intención es garantizar que el gran jurado le dé cadena perpetua al Guzmán Loera.

Uno de ellos es el narcotraficante Diego Montoya, “Don Diego”, exjefe del cártel colombiano del norte del Valle.

Washington no había anunciado los nombres de los líderes de cárteles colombianos que van a testificar sobre los envíos a Guzmán a través de rutas aéreas, marítimas y terrestres.

Declaración clave

Montoya asegura que el capo mexicano le compraba al año 15 toneladas de coca, la mayoría salían en aviones King Quest, Grumman, Commander y Convert y aterrizaban en los aeropuertos de Los Mochis, Torreón y Veracruz, México.

También tiene en su poder nombres de ingenieros rusos y estadounidenses que ensamblaban submarinos para el trasiego de droga desde Colombia a la costa Pacífica a petición de Guzmán Loera. La intención sería proveer a los hermanos Beltrán Leyva, a Ismael Zambada, el “Mayo”, y al expolicía Juan José Esparragoza, el “Azul”.

El Departamento de Justicia de EU han estado desde hace más de 30 años detrás del jefe del cartel de Sinaloa.

Algunos de los capos colombianos ligados a El Chapo serían:

• Efraín Hernández, “don Efra”
• Elizabeth Montoya de Sarria
• Iván Urdinola, Arcángel Henao
• Francisco “Pacho” Cifuentes
• Miguel Solano
• Giovani Caicedo

“Muchos fueron asesinados, pero otros sobrevivieron a ‘vendettas’, como Juan Carlos Ramírez Abadía, ‘Chupeta’, quien va a colaborar”, declaró un agente del FBI citado por El Tiempo.

Otras declaraciones

“Chupeta”, el otro presunto gran proveedor de Joaquín Guzmán, señala que el líder del cártel de Sinaloa secuestró a uno de sus emisarios tras una disputa por un cargamento. Se trata de Juan Carlos Ortiz, “Cuchilla”, acribillado y muerto en Cali, Colombia, tiempo después.

El periódico señala que estableció que a la lista de testigos se unen Luis Caicedo Velandia y Julio Lozano Pirateque, jefes del narcotraficante Daniel el “Loco” Barrera. Sus testimonios son claves porque demuestran que el capo mexicano mantuvo su imperio y sus nexos con la mafia colombiana hasta hace tres años, cuando cayó en manos de la Marina mexicana.

El único beneficio que Caicedo y Lozano obtendrían por ayudar a hundir a “El Chapo” es el de quedarse en Estados Unidos, según información de El Tiempo.

Agencias