Diferencias con el gobernador están superadas: Manuel Espino

0
154

Tras las diferencias que se dieron a conocer en las redes sociales en la pasada contienda electoral del 2016, donde el ahora diputado federal, Manuel Espino Barrientos difamara al gobernador, José Rosas Aispuro Torres, ayer en la reunión de la presentación del Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 para Durango, Espino precisó en pocas palabras que las diferencias están superadas, pues los servidores públicos tienen el deber de anteponer los intereses de la comunidad.

En este sentido, el legislador mencionó que desde que asumió la gubernatura Aispuro Torres se entablaron pláticas y hubo la capacidad de buscar caminos para el entendimiento, para la coordinación y sea logrado grandes avances, no solo en el presupuesto del próximo año, sino en otros proyectos que pretenden atraer inversión al estado.

Y es que, para marzo del 2016, Manuel Espino hacia declaraciones que incluso generaron controversia en el estado y el malestar de los entonces senadores, Leticia Herrera Ale y José Rosa Aispuro Torres. El hoy legislador pretendiendo apoyar al grupo en el poder de ese entonces encabezado por el Gobernador, Jorge Herrera Caldera declaró que tanto Lety Herrera como José Aispuro serían un riesgo para Durango, ya que insinuó que tenían nexos con el narcotráfico.

Esta declaración fue catalogada por la senadora como una difamación, e incluso los dos senadores se dieron cita en conocido hotel de la ciudad para hacer pública su molestia y la intención de interponer una denuncia ante la Procuraduría General de República que no prosperó. El hoy gobernador declaro que en ese momento que las cosas de tomaban de quien venían, desestimando los dichos de Espino, sin embargo, vía twitter ya habían sido protagonistas de varios señalamientos mutuos.

A la fecha el diputado federal reiteró que los funcionarios deben tener la responsabilidad de anteponer los intereses de la comunidad a la que se sirven, sobre los intereses particulares sean de tipo ideológico y/o partidista. Pese a las legítimas y naturales diferencias que pueda haber entre los servidores públicos por razones partidistas o por razones de visión política, se debe dialogar y acordar con respeto y tolerancia.

“En le caso particular de Durango, luego de las diferencias que hemos manifestado y que se expresaron en momentos electorales, también ha habido la capacidad de conciliar los intereses de Durango por encima de los diferencias que privan entre nosotros”, finalizó.

César Rguez. / La Voz de Durango