Agencias de viajes defraudan a clientes

0
132

Del primero de enero al 31 de noviembre, se han emitido 32 quejas en contra de agencias de viajes a nivel nacional.

Este pasado lunes, la Procuraduría Federal Del Consumidor (PROFECO) recibió una queja grupal de 22 personas, más la de un individuo que llegó tarde y no se pudo tomar dentro de la misma queja, por el fraude comercial de diferentes agencias de viajes que no cumplieron con los servicios ofertados.

La delegada, Esmeralda Gallegos Rosales señaló que se llevará a cabo el proceso correspondiente con tal de reparar el daño de las personas afectadas.

Explicó que no es la primera vez que esto pasa, en el pasado ya se han tenido quejas, mayormente de empresas del ramo hotelero.

Expuso que se estarán efectuando visitas sorpresas de verificación a estas compañías para determinar que infracciones a la ley cometieron y, de este modo, accionar en lo correspondiente.

Además, indicó que la forma en que exhiben sus precios es en dólares, algo totalmente indebido, puesto que en México la moneda oficial es el peso mexicano.

También ha habido complicaciones en el tema del boletaje.

Detalló que en el lapso comprendido del primero de enero al 31 de noviembre de este año, se han emitido 32 quejas en contra de agencias de viajes a nivel nacional, 17 de ellas han sido conciliadas, 13 aún siguen en trámite, mientras que las dos restantes no se han logrado conciliar.

Esmeralda Gallegos manifestó que existen empresas virtuales que ofrecen paquetes de viajes que sí están establecidas, a pesar de que no ofrecen un domicilio fijo, están totalmente registradas, no obstante, exigió a los consumidores que al realizar una compra de manera virtual, se aseguren completamente de la existencia de la empresa, teniendo la opción de llamar por teléfono o consultar en la página de la Secretaría de Turismo una lista de todas las agencias que están dadas de alta y son capaces de ofertar estos servicios.

Sin embargo, no solo son las compañías virtuales son las defraudadoras, también las físicas, que dentro de exposiciones comerciales instalan un módulo en el que ofertan paquetes, y una vez terminada la exposición, no se vuelve a tener razón de ellos.

Gerardo Juárez / La Voz de Durango