Uncharted: Diez años de buscar tesoros en los videojuegos

0
174

GAME OVER | Por Omar García Rosales |

Sería en 2007 que la desarrolladora Naughty Dog tomo la arriesgada decisión de presentarle al mundo, un título que apostará por la acción, aventuras y disparos, con el extra de contar con diferentes toques del séptimo arte, naciendo así la saga de Uncharted.

Uncharted: Drake’s Fortune (El Tesoro de Drake) nos presentaría a Nathan Drake, un famoso saqueador de tesoros que tras encontrar un mapa de su supuesto antepasado, Sir Francis Drake, se dirige en la búsqueda de encontrar la gran ciudad de oro conocida como El Dorado. Nuestro protagonista tendrá que abrirse paso entre otros viejos competidores que también se encuentran en la búsqueda de este lugar, descubriendo que El Dorado no es un tesoro como todos pensaban, sino una terrible maldición que lanzará una gran plaga que acabara con la vida en todo el mundo.

La experiencia única entre disfrutar un juego a la vez que observábamos una gran experiencia cinematográfica, aunado al protagonista Drake, quien era un hombre común y corriente, fueron los principales ingredientes para que Uncharted rápidamente destacara entre los diferentes títulos de acción y aventuras del momento. Todo esto acompañado de unos exóticos y detallados paisajes y escenarios, que nos sumergían por completo en mundo único, en donde la aventura por encontrar el tesoro era el principal motor de la entrega.

El videojuego tomo mucha influencia del título Tomb Raider, destacándose rápidamente por sus diferentes misterios, rompecabezas y desafíos, además de emplear un sistema de perspectiva que permitía al jugador moverse con mayor libertad, mientras veíamos escenarios sumamente detallados, todo esto aprovechado por el poder que ofrecía la consola PlayStation 3 en su momento. Con un ritmo trepidante de principio a fin, el juego también nos brindó un salto gráfico importante en los videojuegos, ya que contaba con una fotografía digna del séptimo arte y una jugabilidad de lo más amena y entendible para todo tipo de jugadores, basada en el fuego de cobertura.

Además de todos estos componentes, el titulo contó con grandes guiños de la saga cinematográfica de Indiana Jones, en donde la acción, los saltos y la emoción de la aventura estaban a la orden del día. Dejando en claro que no se trataba solo de un juego de apuntar, disparar y correr, sino que este contaba una personalidad propia y única.

A diez años de su primera gran aventura en el mundo de los videojuegos, la saga Uncharted se convirtió en una aventura que abarcaría cinco títulos en dos generaciones de consolas, naciendo así una franquicia que termino fusionando lo mejor del cine y los videojuegos, creando una nueva manera de disfrutar y presentar los videojuegos al mundo en general.