Super Bowl LII, una edición legendaria en Minnesota

0
36

El Super Bowl LII no sólo fue escenario del primer anillo de los Eagles en la historia de su franquicia, también fue una edición legendaria del partido final de la NFL. Este año no vimos otro regreso mítico de los Patriots ni un nuevo récord para la paliza más grande en la historia del partido, pero sí pudimos ver a dos equipos al máximo de sus capacidades. Estadísticamente hablando, el capítulo 52 del ‘Super Domingo’ fue de otro mundo. New England y Philadelphia,  Nick Foles y Tom Brady, nos regalaron el partido con más yardas combinadas en la historia de la NFL, el número: 1,151 yardas. El récord lo tenían Los Angeles Rams y los ahora extintos, New York Yanks, quienes sumaron 1,133 yardas en 1951.

Para llegar a ese número fue necesario que Brady rompiera su propia marca en un Super Bowl. En este encuentro el pasador lanzó para 505 yardas, 39 más de lo que consiguió el año anterior contra los Atlanta Falcons. Además, se convirtió en el primer mariscal en pasar las 10,000 yardas por pase en postemporada. También, los 33 puntos que anotó New England fue lo más que ha conseguido una escuadra que pierde el ‘Super Tazón’.

Pero no todos los reflectores son para el quarterback de los Patriots. Su contraparte Nick Foles, se coló en la lista de los cinco mariscales con más yardas por aire en el Super Bowl. En el juego del 4 de febrero en Minneapols, el MVP del Super Bowl LII sumó un total de 373 yardas sólo cuatro menos que Kurt Warner en la edición XLIII. Y la cereza del pastel, entre Eagles y Patriots se combinaron para la histórica suma de: una sola patada de despeje. Gracias a que ambos equipos se la jugaron varias veces en cuarta oportunidad: Ryan Allen de New England se quedó sin actividad en su posición habitual; y Donnie Jones de Philadelphia sólo fue requerido en el campo en una ocasión.

La temporada de la NFL se terminó, los de Pennsylvania seguirán la celebración su primer trofeo Vince Lombardi y los de Foxborough pensarán en lo que viene de cara a la próxima temporada. Lo que es un hecho es que nos dejaron un espectáculo como el que no se había vivido en las últimas ediciones del ‘Super Domingo’.

 

Agencias