En los duranguenses tomar ceniza tradición más que devoción

0
26

Señala padre que es el deseo interno de buscar un cambio y que se manifieste su arrepentimiento.

La cuaresma empieza con el miércoles de ceniza, día en el que los duranguenses visitan las iglesias para que el padre les realice una una cruz con ceniza en la frente, acompañado con la frase “conviértete y cree en el evangelio. Por tal motivo La Voz de Durango, visitó el Templo de San Agustín para hablar con el padre Lorenzo Galván Nieto, de la orden de San Agustín, con la finalidad de saber la situación actual de los feligreses.

“Yo estaría más contento si la gente se impusiera la ceniza así mismo también, porque el simbolismo de alguna manera va a manifestar el deseo interno de buscar un cambio que manifieste su arrepentimiento de una vida no tan cristiana” señaló.

Dio a conocer que la ciudadanía acude a las iglesias como una costumbre, tradición o simplemente porque los demás  lo realizan, sin embargo sostuvo que la idea de acudir  de manera madura como feligreses y consientes de lo que significa el miércoles de ceniza.

“La gente acude así y generalmente es muy difícil porque muchos van reciben el signo y  solamente se van” dijo.

Por tal motivo el padre de la orden de San Agustín, recalcó que es necesario difundir el significado del miércoles de ceniza,  acto con el que da inició la cuaresma.

“Es un caminar todo tiene una consecuencia lógica, si tú inicias una cuaresma con una buena intención, lo haces de corazón de acuerdo a la exigencia de la iglesia yo creo que realmente entonces vas a vivir ese trayecto profundamente la Semana Santa” afirmó

 

Por Alejandro Valencia / La Voz de Durango